Marian & Rocío. Boda civil en el Ayuntamiento de Cartagena

El amor es amor, no importa su forma, color, sexo, religión o procedencia. Y esta pareja lo personifica a la perfección. Fue una boda pequeñita, cortita y con muy pocos invitados, solo los justos. Así que no veréis aquí el gran reportaje de mi vida porque no hubo fotos en las casas, ni en el banquete, ni en la fiesta. Aún así, no deja de ser una de las bodas más bonitas a las que he tenido el placer de asistir como fotógrafa. Ellas decidieron que querían mantener el secreto del vestido como es tradicional, pero prefirieron ser las primeras en verse en la puerta del ayuntamiento, cuando ya todos estaban dentro esperando. Siempre digo que como fotógrafo de boda, tienes un sitio privilegiado para vivir y capturar el momento, y es que solo hubo tres espectadores en ese momento del encuentro: sus padres y yo. No podría describiros la magia que se vivió en esos 5 segundos. Las fotos de ellas solas como recién casadas se han convertido en unas de las más comentadas en mi instagram y no es para menos: son ideales!

2018-10-03T16:50:52+00:00