Antonio & Lucía. Boda civil en el Restaurante Casa Paulino, Elda

Antonio y Lucía son una pareja maravillosa que grita con la mirada lo mucho que se quieren. Organizaron una boda sencilla, de esas que me encantan, porque lo más importante en su fiesta era disfrutar a tope de esa boda, ¡y vaya que si lo hicieron! Desde bien temprano los amigos del novio esperaban en su casa, brindando por los novios, lo que anunciaba que sería una fiesta memorable. Lucía iba preciosa con un vestido de la línea La Sposa de Pronovias y unos zapatos blancos con pedrería de Sacha London. Una Wolkswagen clásica recogió a los novios para llevarlos a la ceremonia y allí, empezamos a sentir esas mariposas en el estómago de nervios: llegaba el momento. Poder sentir esa emoción es una de las cosas que más me gustan de mi trabajo como fotógrafa de bodas, es sumamente especial y te conecta con las parejas de una forma mágica. Las lecturas de los amigos y familiares fueron emotivas y divertidas al mismo tiempo porque faltó gente que estuvo en sus corazones y mirando desde el cielo. Nos reímos mucho ¡y hasta se nos escapó alguna lagrimita como a sus abuelas! Después vino el confeti y la fiesta, donde bailamos hasta que nos dolieron los pies. Suerte que llevábamos calzado cómodo 🙂

2018-10-03T15:07:48+00:00